fr es

pelota1a

 

¿Por qué utilizar una pelota para hacer ejercicio?
Al utilizar la pelota para realizar ejercicios –ya sea acostados en el piso o encima de ella, sentados, de pie o de lado– trabajamos los tres planos espaciales del movimiento: frontal, transverso y sagital. Incluso podemos apoyarla contra una pared o sobre una mesa y combinarla con otras herramientas corporales. Es un instrumento muy versátil que permite expresar nuestra creatividad. En ejercicios estáticos es posible utilizarla como punto de apoyo estable y fijo o hacerla desplazar mientras la región inferior –o superior dependiendo del ejercicio– sirve de anclaje en el piso. Ahora, si tenemos experiencia en la práctica de esta técnica, podremos realizar ejercicios dinámicos con desplazamiento, aprovechando la velocidad propia que adquiere la pelota en la realización de esos ejercicios. Incluso, emplearla como asiento, frente a la computadora, la televisión o de una máquina de pesas resulta ser práctica y ergonómica. Lo importante es utilizar la pelota en acuerdo a nuestro peso y estatura.
¿Qué tipos de ejercicios podemos realizar con la pelota terapéutica?
La pelota terapéutica es nuestra aliada si buscamos mantenernos en forma, realinear nuestra estructura corporal, rehabilitarnos después de una lesión o entrenarnos para una competencia deportiva. Todo depende de la manera de utilizarla, de los ejercicios escogidos y, por supuesto, de los objetivos a alcanzar.
• Ejercicios de motricidad constituidos por movimientos amplios y sencillos que estimulan la adecuada coordinación y sincronización entre los diferentes segmentos corporales. Mejoran también el nivel de compresión articular para facilitar el movimiento en las articulaciones. Esos ejercicios están destinados para personas en proceso de rehabilitación o recién operadas. Son también muy beneficiosos para las personas sedentarias o de la tercera edad que han perdido fluidez natural en el movimiento de los músculos de la región inferior del cuerpo.

• Ejercicios de corrección postural que reestructuran y contrarrestan la disfunción muscular ocasionada por lesiones o malas posturas adoptadas a lo largo de actividades cotidianas que generan tensiones y lesiones musculo-esqueléticas. Estimulan también el sistema neurológico entrenándolo en el reconocimiento de la alineación vertebral correcta y la postura justa necesaria para cumplir con los ejercicios o con las actividades diarias. Al trabajar sobre la alineación postural restauramos el sistema muscular, la elasticidad y el equilibrio perdido. De esta manera solucionamos problemas motores de manera eficaz, sencilla y lúdica.

• Ejercicios de estabilidad y de equilibrio practicados sobre la esfera de goma desafían la estabilidad y exigen concentración para lograr un control perfecto del equilibrio. Al mantener el balance necesario, no solo estimulamos nuestro sistema nervioso sino que también desarrollamos la musculatura estabilizadora situada a lo largo de la columna vertebral y alrededor de las articulaciones, lo que nos ayuda a corregir una postura deficiente.

• Ejercicios de estiramientos ofrece la posibilidad de estirar tanto un grupo muscular particular como también toda una región corporal. Realizar estiramientos sobre la pelota aumenta la elasticidad y la capacidad de relajación muscular logrando de esta manera músculos largos pero a la vez fuertes. Al estirarnos con la pelota actuamos sobre el sistema músculo-esquelético aumentando la elasticidad y la capacidad de relajación muscular para mejorar nuestra mecánica corporal y restablecer el movimiento funcional. La pelota nos permite también realizar una elongación de las distintas cadenas musculares acortadas por las malas posturas o la posición sentada prolongada.

pelota2aEjercicios de tonificación permiten obtener una apariencia estética satisfactoria y sana. Por supuesto, la fortaleza muscular es importante para la salud y belleza del cuerpo. Tener un cuerpo tónico permite cumplir con todas las tareas repetitivas de la rutina diaria, aumentar la resistencia a cualquier estrés mecánico de nuestro cuerpo y otorga, además, la posibilidad de contrarrestar los efectos de la osteoporosis. Trabajando con la pelota terapéutica tenemos a nuestro alcance diferentes tipos de contracción: isométrica, concéntrica, excéntrica...

• Ejercicios cardiovasculares se realizan al ritmo de una respiración controlada y rítmica, teniendo cuidado de no hiperventilarnos. Esos ejercicios de "rebotes," mejoran la coordinación de los miembros superiores e inferiores, ofrecen un suave entrenamiento aeróbico.
¿Cuáles son los beneficios de los estiramientos de la pelota terapéutica?
Al practicar los ejercicios con la pelota terapéutica comprobaremos, desde la primera vez, alivio y confort corporal inmediato. Al seguir entrenándonos con ella, sea desde un suave estiramiento o un intenso ejercicio de tonificación, evidenciaremos los múltiples beneficios definidos a continuación:
• Aumentar la movilidad articular y estabilizar las articulaciones
Los ejercicios realizados con la pelota terapéutica permiten trabajar sobre el sistema óseo y articular con la finalidad de restituir o incrementar sus rangos de movimientos y devolver a las articulaciones, funcionalidad, fluidez y estabilidad.
• Corregir la postura y aventajar la columna vertebral
Corregir la postura nos otorga mejorar nuestro esquema postural, perfeccionar nuestra coordinación y optimizar nuestro equilibrio. Lo lograremos alargando la cadena musculatura acortada (músculos posteriores, rotadores internos e inspiradores) y reforzando la musculatura tónica, la que nos facilita el correcto soporte espinal estimulando los músculos involucrados en la prevención de las lesiones de la espalda así como los estabilizadores lumbares y pélvicos. Esos músculos profundos son esenciales en el soporte de la espina vertebral y permiten corregir los defectos de postura muy a menudo responsables de las alteraciones vertebrales.
• Aumentar la hidratación de los discos intervertebrales
El rebote sobre la pelota es muy utilizado en la rehabilitación de la columna vertebral. El balón amortigua los impactos del cuerpo sobre el piso y activa los músculos posturales de la espina dorsal. Además, esta técnica de balanceo también tiene una acción importante sobre los discos intervertebrales mejorando de manera notable sus condiciones. Rebotar es un medio excelente para aumentar la nutrición e hidratación de discos al aumentar el proceso conocido como "imbibición." Las suaves presiones y descompresiones realizadas durante los rebotes aseguran la estimulación de los discos y el incremento del envío de los fluidos nutricionales a los discos intervertebrales.
• Desarrollar la propiocepción, el control motor y la coordinación
Otras de las múltiples ventajas que obtenemos al trabajar con la pelota terapéutica es mejorar nuestra percepción sensorial. En efecto, al trabajar en los diferentes planos de movimientos sobre la superficie inestable que ofrece la pelota fortalecemos la percepción de cómo nuestro cuerpo se mueve en el espacio y estimulamos la toma de conciencia de dónde se ubican las diferentes partes de nuestro cuerpo en relación con el espacio.
• Mejorar habilidades biomotoras. Con la pelota terapéutica mejoramos las habilidades biomotoras (fuerza, resistencia, potencia, agilidad, flexibilidad, velocidad y coordinación). Esas cualidades son indispensables cuando queremos mejorar el acondicionamiento corporal del atleta de alto nivel. En efecto, en función de su actividad deportiva, el atleta necesita más de una que de otra de estas cualidades. Dependiendo de su historia, de sus factores genéticos, de su entorno e incluso de su trabajo, cada deportista desarrolla de manera diferente esas cualidades favoreciendo algunas y descuidando otras. Mientras más precisos y eficientes son cada uno de sus movimientos, menos posibilidades de padecer un problema en su sistema músculo-esquelético y más óptimos serán sus resultados.

JSN Metro template designed by JoomlaShine.com
www.sophiefavarel.com © Todos los Derechos Reservados - RIF: E-82071292-0
Sitio Diseñado por: Aktiva