fr es

 

El stretching es un término inglés que significa estirar. Corresponde a una disciplina suave que actúa sobre el sistema músculo esquelético sin generar impacto sobre las estructuras articulares y osteomusculares. Lo que diferencia el stretching de otras técnicas es su enfoque holístico, ofreciendo un entrenamiento integral que lleva implícita la perfecta coordinación entre concentración, sensaciones, respiración, fuerza y flexibilidad. Esto la convierte en una de las técnicas más integrales que existen en la actualidad. Practicando esta técnica, alcanzamos un bienestar corporal y mental que favorece la autoreflexión; despertamos la mirada autorreflexiva y alcanzamos un equilibrio psicocorporal que favorece al mismo tiempo nuestra relación con el otro y el resto del mundo.
¿Cómo se realiza?
El stretching se practica a partir de posturas estáticas, realizadas de manera lenta y rítmica y mantenidas durante un cierto tiempo. Al realizar esos estiramientos nos concentramos en las sensaciones corporales percibidas y en el control de nuestra respiración. De esta manera logramos el control consciente del movimiento corporal (control motor) que nos permite dosificar la extensión del estiramiento sin que llegue a ser desagradable ni que provoque temblor ni dolor. Luego, podemos abrirnos a las sensaciones percibidas y relajarnos, en la fase activa del estiramiento. Esta manera de realizar un ejercicio consciente nos garantiza una práctica relajada y agradable. En efecto, el ejercicio debe ser profundo y placentero.
Dos tipos de estiramientos
Los stretch se agrupan en dos tipos de estiramientos diferentes:
• Los stretch activos
Los stretch activos consisten en posturas estáticas pero tónicas que, al comienzo del ejercicio, requieren una "construcción" para ser realizadas y dentro de las cuales recibimos informaciones que condicionan la búsqueda de apoyos del cuerpo repartidos en el piso o en el espacio. Una vez que adquirimos y estabilizamos los apoyos, comienza el autoestiramiento con el que conseguimos la amplitud de movimiento mediante la acción voluntaria de los propios músculos sin ayuda exterior. Esta acción de autoestirarnos provoca respuestas musculares profundas realizadas con una intensidad creciente, mientras que los músculos de estabilización se contraen.
• Los stretch pasivos
Los stretch pasivos utilizan las fuerzas del peso corporal y de la gravedad para estirar progresivamente el músculo. Corresponden a momentos de recuperación y de búsqueda de bienestar. Los stretch pasivos procuran a la vez tranquilidad y concentración del cuerpo y la mente permitiendo al mismo tiempo a la energía circular libremente.
Diferentes maneras de estirarse
Existen diferentes maneras de estirarse: solos, con la ayuda de alguien o utilizando un apoyo fijo.
• Estirarse solo
En nuestra rutina cotidiana, a la hora de estirarnos, podemos incorporar posturas de stretch activos como también de stretch pasivos variando de esta manera la secuencia y la dinámica de la sesión de entrenamiento.
• Estirarse con un apoyo fijo
La barra horizontal ofrece un apoyo fijo y seguro que nos permite mantener el estiramiento más tiempo, sin cansancio. La barra permite el deslizamiento y el alejamiento progresivo de las extremidades ofreciendo de esta manera una movilidad de todas las articulaciones. Distinguimos dos tipos de estiramientos con la ayuda de una barra.
• Ejercicio de autotracción que utiliza el peso corporal
Ejecutamos esos ejercicios colgándonos de la barra fija de manera de ejercer una tracción de nuestro cuerpo hacia atrás utilizando nuestro peso corporal. Esos ejercicios nos permiten trabajar el segmento vertebral en posición de descarga.
¿Cuáles son los beneficios de los estiramientos?
Hoy ponemos énfasis en los beneficios percibidos sobre nuestro cuerpo. Posteriormente hablaremos de los beneficios obtenidos sobre los diferentes sistemas corporales (digestivo, respiratorio, circulatorio).
• Sobre el sistema articular
el movimiento y la movilidad son necesidades vitales para el buen funcionamiento de nuestro sistema articular. El envejecimiento y el sedentarismo restringen el uso de nuestro sistema articular haciéndonos perder nuestra flexibilidad natural. Al envejecer los movimientos pierden en fluidez y en amplitud. La técnica de stretching devuelve al mismo tiempo, la elasticidad de la cápsula articular y de los ligamentos contrarrestando, de manera eficiente, los efectos perjudiciales de la edad sobre nuestro sistema articular.
Descomprimir los espacios articulares
al entrenarse con estiramientos lograremos corregir el impacto del peso de la fuerza de gravedad o de los problemas estructurales que perjudican al sistema articular comprimiendo y desgastando el cartílago y los espacios interarticulares.
• Estabilizar las articulaciones
Practicando los estiramientos recobraremos la estabilización indispensable para la salud muscular y articular del cuerpo. En efecto, es imprescindible mantener una correcta alineación postural durante la realización de los ejercicios de estiramiento.
• Sobre el sistema muscular
Los estiramientos mejoran la mecánica corporal y restablecen el movimiento funcional. Nos ayudan a mantener, o a devolver, la elasticidad de los músculos y tejidos fasciales. Con los estiramientos logramos no solamente deshacer el acortamiento muscular, al restituir la función y tono normal del músculo, sino que también logramos alcanzar un óptimo deslizamiento entre los tejidos, lo que se reflejará en movimientos más fluidos y naturalmente sensuales.
• Actuar sobre los músculos de movimiento, de postura y de estabilización
Si practicamos un deporte o nos entrenamos en un gimnasio, estamos acostumbrados a ejercitar la musculatura de movimiento en detrimento de la musculatura de postura, ya que con el deporte o entrenamiento se busca tonificar y esculpir los músculos superficiales de nuestro cuerpo pues queremos tener pectorales, abdomen, brazos y piernas tónicas y duras.
Es fundamental proponernos un reacondicionamiento de la musculatura profunda que está ubicada a nivel del tronco, muy cerca de las vértebras. Si tenemos dolores de espalda, por ejemplo, es muy probable que la musculatura profunda esté desprogramada y que estemos usando la musculatura de movimiento como auxiliar para mantener nuestra columna en posición erguida. Esta disfunción engendra contracturas, dolores, sobrecarga de los discos intervertebrales y disfuncionamiento de los músculos del tronco ocasionando patologías discales. Movilizar la musculatura estabilizadora central, es decir, activar el transverso del abdomen, la musculatura del suelo pélvico y los músculos extensores de la columna vertebral (multifidos, los cuales trabajan en sinergia con el transverso del abdomen), proporciona la protección espinal y la buena posición del tronco durante las actividades que realizamos.
• Corregir traumatismos estructurales
Los estiramientos nos permiten corregir los traumatismos estructurales tomando conciencia de los vicios posturales debidos a alteraciones o a viejas lesiones que han producido efectos a largo plazo sobre la mecánica corporal.
• Sobre la columna vertebral
Los beneficios del stretching sobre la columna vertebral son innegables ya que esta técnica está centrada principalmente en el eje vertebral en busca de una mejoría de la alineación espinal cualquiera que sea el plano de movimiento trabajado.
• Sobre la percepción del cuerpo
El stretching, con sus numerosas posturas nos permite aumentar nuestra experiencia motora, mejorar nuestra expresión corporal y la conciencia que tenemos de nuestro cuerpo restableciendo así el contacto con nuestro cuerpo.

JSN Metro template designed by JoomlaShine.com
www.sophiefavarel.com © Todos los Derechos Reservados - RIF: E-82071292-0
Sitio Diseñado por: Aktiva