fr es

¿Qué es la terapia de constelación familiar?
Es un abordaje terapéutico sistémico transgeneracional y fenomenológico desarrollado por Bert Hellinger. Es una de las más potentes herramientas sanadoras para poder observar las dinámicas familiares desde la perspectiva del pensamiento sistémico. Esta técnica trabaja a niveles muy profundos del alma personal y del sistema familiar. Todos formamos parte de un sistema: la familia. Es el sistema primario para los humanos, del que somos parte integrante y que plasma nuestro árbol genealógico.
Me formé en la técnica con Astrid Kasser en el Instituto Asgard, donde culminé mis estudios en junio 2014.
¿Para qué tipos de problemas sirve?
El número de problemáticas, enfermedades y asuntos que puede atenderse a través de esta terapia es muy amplio: asuntos relacionados con las dificultades vividas en pareja, problemas relacionados con la familia de origen, dificultades en el trabajo, enfermedades, infertilidad, obstáculos encontrados en el crecimiento, tragedias, patrones de comportamiento que viajan de una generación a la siguiente. La constelación familiar nos permite descubrir nudos o enredos sistémicos que permanecen ocultos a los ojos de la mente racional o psicológica y que no nos permiten salir de las dificultades.
¿Cuáles son los principios básicos?
La base fundamental de la terapia de constelación familiar está establecida sobre los siguientes principios básicos:
1. El derecho de pertenencia
Todos los miembros que componen una familia, además de estar energéticamente presentes en el sistema familiar, tienen el mismo derecho de pertenencia. En casi todas las familias hay ciertos hechos que tienen un profundo impacto residual en todos sus miembros, perturbando la armonía familiar. Cuando hay un excluido, bien porque hubo aborto, muerte a temprana edad, hijo ilegítimo, o un miembro excluido por alcoholismo u otras causas, el sistema pierde su equilibrio. Se crea un espacio vacío que engendra mecanismos de compensación que afectan a los otros miembros del sistema.
2. La jerarquía
Una familia posee una jerarquía determinada y hay un orden que se debe respetar: la pareja va antes que los hijos y el hijo que llega de primero tiene más derecho que el segundo.
3. Amor y lealtad
Los integrantes del sistema familiar están unidos por estrechos lazos de amor y lealtad. Cuando por ejemplo, uno de los miembros de una familia tuvo un destino trágico, otro descendiente inconscientemente pretende "sufrir igual." La constelación familiar desenmascara las lealtades invisibles y las identificaciones inconscientes y repetitivas que obliga al paciente a pagar deudas de sus antepasados o a repetir las tareas interrumpidas. Por ejemplo, cuando una mujer es infeliz en el amor, sus hijas repiten esa infelicidad con recurrentes fracasos en sus vidas de pareja. El mensaje de la lealtad es el siguiente: si mi madre no fue feliz, nosotras no tenemos derecho a serlo. Constelaciones saca rápidamente a la luz la dinámica que causa el sufrimiento y, si se dan las circunstancias apropiadas, la corrige en el mismo momento.
"El inconsciente tiene buena memoria y marca acontecimientos importantes del ciclo de vida por repetición de fechas o edad." Ancellin Schtzewberger.
4. Los órdenes del amor
El sistema familiar humano se comporta como un sistema orgánico, regido por leyes físicas. La ley de la igualdad de todos sus miembros es una de ellas. Todos están al servicio de la familia y ninguno es prescindible o puede ser olvidado. De esta manera el orden, a partir del cual el amor puede fluir a través de sus miembros, será respetado. La transgresión de este orden será origen de conflictos y discordancias internas que pueden llegar a manifestarse como distintas patologías físicas o psíquicas. Cuando no existe un equilibrio entre lo que los miembros toman y reciben, se genera un disgusto o sentimiento de culpa. La constelación familiar permite restablecer los órdenes del amor y encontrar caminos para liberarse de la disfuncionalidad que exista en las relaciones interpersonales o intrafamiliares, incluso conflicto o caos en el trabajo y en general en la forma en que la persona se relaciona con el mundo.
¿En qué consiste?
En la primera oportunidad realizo el árbol genealógico del cliente que viene a consulta con el tema que quiere trabajar. El genograma realizado le permite tomar conciencia de la profundidad de los vínculos que lo relacionan con su sistema familiar. Esta toma de conciencia propicia una mejora y un bienestar en todas las áreas de su vida.
Existen dos tipos de técnicas en el trabajo de constelaciones familiares: individual y grupal.
• Constelación individual: en la terapia individual utilizo muñecos terapéuticos que representan simbólicamente a los miembros de la familia del consultante. La colocación especifica de los muñecos forma la imagen del sistema familiar del cliente para poder mirar, observar y tomar conciencia de lo que ha sucedido. Es como si dispusiera de un teatro en miniatura donde se representa su vida y la de sus ancestros de una forma mucho más profunda de lo que su mente ha ido componiendo a lo largo de su existencia. Son imágenes y movimientos reveladores que, gracias a estos muñecos, cobran vida y en un teatro terapéutico.
Esta sesión tiene la ventaja para las personas a las que les cuesta trabajo abrirse ante otras.
• Constelaciones en grupo: en esta técnica grupal el cliente va a trabajar el tema que lo agobia. Para eso elige representantes y los coloca, de acuerdo a la imagen interna que tiene de su familia. Por una razón que actúa más allá de lo racional (campo mórfico), cuando los representantes son situados en la constelación, asumen actitudes similares a quienes representan y manifiestan expresiones físicas semejantes al cuadro familiar real sin conocer el tema del cliente ni tampoco a quien representan. Siente de esta manera el estado de los vínculos y de las dinámicas ocultas. El terapeuta que dirige la constelación orienta la dinámica, enfoca la solución creando una conciencia de aceptación de la realidad, orden, equilibrio y compensación. Mediante frases curativas y rituales del lenguaje corporal, va restableciendo el orden sistémico mostrando cómo, a través del amor, es posible sanar lo que se ha dañado.
¿Cómo funciona una constelación?
La constelación actúa en el alma de la familia y en el alma de quien consulta. Es ahí donde se llega a una solución que contemple el bienestar de todos los miembros de la familia. Una solución que muchas veces pasa por honrar los vínculos con los padres hermanos y ancestros. Pero también pasa por el reconocimiento del lugar único e irrepetible que el cliente ocupa en la familia y por asentir a su destino y a su vida tal y como es. Se ve a la persona con su problemática inmersa en una vasta red de relaciones y vínculos fundamentales. No se la mira de manera aislada. Esta red no sólo incluye a los padres y hermanos, sino a los miembros de generaciones anteriores así como a toda persona que favoreció o causó daño al sistema familiar.
Las constelaciones familiares trabajan para las generaciones que vienen con el fin de prevenir que los niños tengan que padecer el rencor de los destinos dolorosos.

JSN Metro template designed by JoomlaShine.com
www.sophiefavarel.com © Todos los Derechos Reservados - RIF: E-82071292-0
Sitio Diseñado por: Aktiva